Septiembre, mes de comuniones

La pandemia por coronavirus trastocó en 2020 muchas agendas en la que bodas y comuniones se vieron obligadas a cancelarse o aplazarse a otras fechas. Generalmente el mes de mayo era el mes por excelencia de las comuniones y después de junio ya no se comulgaba.

Las comuniones se alargan hasta septiembre

Pero lo cierto y verdad es que esta crisis sanitaria nos ha obligado a posponer las comuniones más allá del verano. Como ya hemos hablado en otros post y en especial en el último sobre las Comuniones en tiempos de Covid, la reducción del aforo en las parroquias siguiendo con la normativa sanitaria, ha hecho que se reduzca el número de ceremonias y en su defecto, de comulgantes.

Por ello, ya no chirria y es notorio ver comuniones en los meses de junio, septiembre e incluso octubre. La tendencia actual es a no unificarlas en mayo.

Septiembre, mes de comuniones

El año 2020, fue una odisea para muchos padres, que se vieron en la obligación de posponer la comunión de su hij@ con las consecuentes molestias. Algunos padres no encontraban acomodo en el restaurante tras la nueva fecha, los fotógrafos no podían prestar servicio porque se les solapaba con las bodas, el traje de comunión se les había quedado pequeño…

Tras el COVID, una de las medidas más demandadas por los clientes ha sido realizar las celebraciones al aire libre; optar por restaurantes grandes con salones amplios en los que permanezcan una única celebración a modo de grupo burbuja; optar por fechas como los viernes con el fin de evitar aglomeraciones… al final, unas opciones que permitan realizar ese día de la forma más «normal» posible, ya que las celebraciones con un gran número de invitados pasaron a la historia por el momento.

Comuniones con cita previa

La palabra “cita previa” ha llegado para quedarse con nosotros. Hasta la fecha podemos ver que hay que pedir cita previa para cualquier cosa a la hora de organizar una comunión:

  • Cita previa para ver el traje de comunión
  • Cita previa para ultimar los detalles con el restaurante
  • Cita previa con el fotógrafo…

Muchos niños se tomaron con resignación la situación que atravesamos en 2020 e incluso en algunos lugares la catequesis pasó a ser online. Pero como adultos, debemos tener claro que quién peor lo han pasado tras esta pandemia han sido los niños. Por lo que si tenemos posibilidad de festejar ya sea una comunión o un cumpleaños, hagámoslo con todas las garantías y cumpliendo con las normativas vigentes.

Alquila un hinchable para tu comunión de forma segura

Desde Babú Animaciones, nos hemos adaptado a la situación actual y le recomendamos el alquiler de castillos hinchables con entrega sin contacto, dónde acudimos a su domicilio, se lo instalamos y finalmente se lo retiramos cuándo hayan acabado la fiesta.

Además, han de saber que nuestras atracciones son limpiadas semanalmente y las desinfectamos antes de cada uso para tranquilidad del cliente. Disponemos también de la opción de pago sin contacto, a través de Bizum. Si opta por la opción con monitor, nuestro personal dispondrá de gel desinfectante para que los niños hagan uso antes de subir a la atracción.

Debe recordar que la actividad de alquiler de castillos hinchables NO está prohibida, debe hacerse siempre un uso responsable siguiendo las instrucciones de Sanidad como en otras actividades.